jueves, 20 de septiembre de 2012

LA LEYENDA DE LAS CUATRO SOMBRAS, por Andrés Accorsi

Hoy nos encontramos con otra obra de Carlos Trillo inédita en Argentina. Esta, por lo menos está publicada en castellano, dos veces a falta de una: primero se serializó en la ochentosa Zona 84 y hace no mucho la reeditó Glénat en un lujoso álbum de tapa dura. Pero claro, es una de las pocas historietas dibujadas por el maestro Fernando Fernández, y eso ya la convierte en una rareza digna de ser redescubierta por las nuevas generaciones.
Después de La Leyenda…, Fernández prácticamente se retiró del mundo de la historieta para dedicarse a la ilustración y la plástica. Pero antes de irse dejó todo. Como sus otras obras de los ´80 (Drácula y Zora y los Hibernautas) La Leyenda… está pensada para quemarle el cerebro a cualquier fan del dibujo académico-realista, con una alucinante combinación de técnicas (desde el lápiz pelado a las mega-ilustraciones con colores y texturas cercanas al impresionismo) y con un despliegue de recursos narrativos de los que no abundan en los autores de estilo pictórico. Fernández arriesga siempre y siempre gana. El resultado es una fiesta para los ojos que combina sutileza, poesía, espectacularidad, sensualidad y power en un relato que te atrapa ni bien empieza y no te suelta hasta el final. Por ahí hay un poquito menos de virtuosismo que en Zora, o menos énfasis en los climas que en Drácula, pero no es ilógico si pensamos que esas historietas (bastante más extensas que esta) las escribió el propio Fernández, mientras que acá tenía que decodificar y respetar un montón de lineamientos que provenían de la desbordante imaginación de Trillo.
Con La Leyenda…, Trillo se propone recrear la dinámica del cuento de hadas, pero en clave de historieta para adultos. Tenemos al rey que perdió el trono, al poeta que perdió la inspiración y al sacerdote que perdió la fe, tres arquetipos onda El Mago de Oz, reunidos por un misterioso encapuchado, que dice haberlo perdido todo y que convence a los tres “caídos” de acompañarlo en una gesta en la que los cuatro recuperarán lo que perdieron. El argumento es lineal, simple, mucho más jugado a los simbolismos típicos de la fábula medieval que al desarrollo de los personajes. Hay una especie de amague de darle carnadura o peso a las tres brujas y a la doncella a la que están por iniciar, pero queda en el amague: a los efectos de la trama, las brujas y la doncella son elementos meramente accesorios, decorativos, que tranquilamente podrían no estar.
Eso le habría dejado a Trillo espacio para trabajar más el final, que es un poco apresurado y esboza apenas una explicación sobre la verdadera identidad del enmascarado y de los poderes que recupera una vez que, con la ayuda de los tres “caídos”, reúne los objetos que le habían sustraído. No era 100% fundamental explicar meticulosamente al encapuchado, porque su rol en la trama era el de conductor. Alcanzaba con que moviera al rey, al poeta y al sacerdote hacia esas situaciones límite que los hacen enderezar sus destinos. Pero, de nuevo, el misterio en torno al encapuchado (“el que corroe”) tiene bastante protagonismo, con lo cual uno esperaba una resolución más explícita, más redonda. Se dice que Trillo evita echar luz acerca de este personaje, porque tanto él como las brujas y la doncella iban a regresar en una secuela, que se planificó pero que no llegó a realizarse. Puede ser, sería una explicación bastante lógica para esos volantazos medio extraños del final.
Lo cierto es que, así como está, La Leyenda de las Cuatro Sombras es una historia fuerte, emotiva, rica en simbolismos, con la lógica de las fábulas y una potente sensación de epopeya, de relato quintaesencial y atemporal, más poderoso que la vida misma. Le falta un rulito al final, un cierre más trabajado para las brujas y “el que corroe” para aspirar al status de obra maestra. Pero el planteo y el desarrollo son absolutamente memorables. Y el dibujo de Fernández es majestuoso, de punta a punta. Vale la pena, de una.

6 comentarios:

  1. Andrés.
    Sobre el tema Trillo y pseudónimos. Yo conozco 2.
    Por un lado está "Lester Millard" pseudonimo con el cual Trillo firmó su primer trabajo para Record. En este caso el unitario "2 castigos para el cobarde" (12 pgs.) dibujado por Juan Giménez en Tit-Bits Nº 7 (enero de 1976). Este esta comprobado que es Trillo.
    Y el otro pseudónimo es "Alzer" en el cual aparecieron 2 historietas unitarias con este pseudónimo: "Una probabilidad en mil" (16 pgs.) dibujos de Lito Fernández en Skorpio gran color libro de oro Nº 6 (febrero de 1980), y "Laura Holmer" (24 pgs.) con dibujos de Carlos Ink (Pseudonimo de Horacio Altuna) en Skorpio Extra libro de oro Nº 2 (enero de 1981). Lo curioso es que estas dos historietas aparecieron en Italia en los semanarios de Eura con el guión acreditado a Carlos Trillo. Leyendolas yo creo que se trata nomás de Carlos Trillo.
    Pero vos que fuiste amigo de Trillo ¿Sabes algo de esto, Andrés?
    Abrazo
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que nunca hablamos sobre historietas firmadas con seudónimo. Sí sobre algunas novelas que escribió Carlos en los ´70, algunas creo que junto a Eduardo Belgrano Rawson.
      En el caso de Alzer y Laura Holmer, yo le creo a los editores europeos. Si allá se publicaron como obras de Trillo, hay enormes probabilidades de que -efectivamente- sean obras de Trillo, que no quiso firmar con su nombre en la edición argentina por algún problema con Ediciones Record.
      Sumalas a tu índice de obras de Trillo. Yo mientras me fijo si consigo las revistas para escanearlas y subirlas al blog. Por lo menos la de 16 páginas. La de 24 no, porque es mucho laburo...

      Eliminar
    2. Esas ya estan digitalizadas. Las busco y te las paso. Yo mismo lo hice para los amigos del grupo Woodiana.
      Incluso tengo 2 unitarias de Trillo con dibujos de Männken. ¿Te las mando a tu direccion de mail que me pasaste dias atras en otro mensaje?
      Saludos
      Juan

      Eliminar
    3. Qué grosso lo tuyo, Juan!
      Me intrigó mucho eso de Männken. No sabía que había laburado con Trillo. Si podés, mandame ese material, así lo miro.
      Mil gracias, maestro!

      Eliminar
  2. Andres:
    Ahi te mande 2 mails con lo que me pediste y algunas yapas, pero a ambos mails me los rebota. Te los mande a la cuanta que me dijiste andresaccorsi@ciudad.com.ar esta bien asi.
    Si no pasme otra direccion de correo para mandartelos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué raro, Juan... Mi cuenta anda perfecto, y es la única que tengo...
      En el peor de los casos, subi los archivos a un sitio de la web y pasame el link para entrar y descargarlos...
      Gracias!

      Eliminar